CulturaPenínsula

Calakmul aún guarda secretos de la Dinastía K´aan o Reino de la Serpiente

Por Martha López Huan


La zona arqueológica de Cakalmul, ubicada en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, Campeche, de nuevo despierta el interés de visitantes nacionales y extranjeros que llegan a diario al Sureste de México para saber más de los secretos de la Dinastía K´aan o Reino de la Serpiente inscritos en sus estelas, palacios y estructuras. 

La atracción crece al saber que durante la  visita podrían tener un encuentro con el felino más grande de América: el jaguar, cuya población se mantiene de 800 a mil ejemplares en la Reserva de la Biosfera de Calakmul, a cargo de José Adalberto Zúñiga Morales. 

«Cerramos una temporada por la pandemia, pero reabrimos en diciembre pasado con un promedio diario de 120 visitantes, aunque hay días que se reciben hasta 400 personas», cuenta Adriana Velázquez Moret, delegada del Instituto Nacional de Antropología (INAH) en Campeche.  

En enero pasado recibió 3,669 visitantes de Francia, España, Italia, México y Estados Unidos atraídos por Calakmul, que según el INAH la ciudad tuvo 70 kilómetros de extensión y una población de 40 mil habitantes. 

«Calakmul es tan importante que sin ella no se puede entender la historia prehispánica del Mundo maya», asegura sobre el sitio que será cercano a los turistas gracias al Tren Maya.

Desde su punto de vista, la zona arqueológica que albergó a la Dinastía K´aan o Reino de la Serpiente «es una de las ciudades más grandes e importantes de la región maya, que en su momento de mayor auge político (630 a 740 d.C.) tuvo influencia sobre otras comunidades prehispánicas de México y Guatemala, a través de conquistas o enlaces políticos». 

Adriana Velázquez Morlet precisa que en esa gran ciudad hubo templos, palacios, plazas para actividades públicas, «pero también casas de gente común, talleres de producción de diversos bienes, almacenes de alimentos, áreas de cultivo y aguadas que abastecían del vital líquido a la enorme población». 

Aunque aún no hay investigaciones recientes, «ya que los esfuerzos se han concentrado en actividades de mantenimiento mayor y menor en el sitio», Calakmul guarda en el Conjunto Chiik Naab pinturas murales, cuya conservación está a cargo de Alejandra Alonso, de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural. 

También dan mantenimiento a un friso encontrado en la Estructura II, a cargo de la Coordinación Nacional de Arqueología y del Centro INAH Campeche que dirige Velázquez Morlet. 

Los investigadores de la zona informan que la Secretaria de Cultura que dirige Alejandra Frausto destinará 80 millones de pesos para consolidar la estructura y el Conjunto Chiik Naab, así como dar mantenimiento a 27 monumentos.

El nombre original de la ciudad, descubierta hace 90 años por el estadounidense Cyrus Lundell gracias a los chicleros de la región, es Oxte T´uun (Lugar de las Tres Piedras en lengua maya), según descifraron arqueólogos y epigrafistas después de analizar varias estelas. 

«El lugar es monumental e impresionante, porque los majestuosos edificios están rodeados de una selva espesa que da hogar a diversas especies de mamíferos, aves, felinos y plantas», explica el guía de turistas Gildardo Sánchez Márquez. 

La admiración del guía no se basa sólo en la historia de reyes y reinas que habitaron Calakmul durante varios siglos, cuyo auge se registró del III al IX d.C., ni en sus 15 años de caminar por el sitio prehispánico, sino en su legado: más de 120 estelas y monumentales palacios, como el denominado Estructura II de unos 55 metros de alto, que es uno de los más importantes del mundo maya y en el que se identificaron siete épocas constructivas que van desde el siglo V a finales del VIII a.C. 

Por su tamaño y forma, el castillo maya corresponde simbólicamente a una montaña, en cuya fachada tiene una escalinata central flanqueada por dos mascarones, cuya belleza arquitectónica cautiva a los visitantes locales, nacionales e internacionales que, por la pandemia del Coronavirus empiezan a llegar a cuenta gotas. 

«La mayor atracción de este lugar es su belleza natural y cultural única en el mundo, cuando vengan comprenderán por qué Calakmul es desde 2014 Patrimonio Mixto de la Humanidad por la Unesco», cuenta con orgullo, ya que fue el primer nombramiento de ese tipo que otorgó la UNESCO en México y Latinoamérica. 

Después de varios minutos por senderos ecológicos, apareció con toda su majestuosidad palacio maya denominado Estructura II, «que fue el centro del poder, tumba de gobernantes de la Dinastía K´aan y residencia de los ancestros». 

En derredor, hay otras estructuras, como la VII que guarda más tumbas, como la número uno que incluía varias vasijas policromas, pectoral, tocado y una máscara de jade, cuentas de piedra verde, conchas marinas y vasos decorados que actualmente se pueden apreciar en el Museo de Arqueología Maya del Fuerte de San Miguel, en la capital de Campeche. 

Junto con otros tesoros mayas de ese sitio, el ajuar funerario dio la vuelta al mundo con la exposición denominada La Máscara de Calakmul, Universo de Jade, cuya réplica da la bienvenida a los turistas al igual que una estela gigante del primer rey de la región. 

Durante un recorrido por la Acrópolis de Calakmul, hubo turistas de Francia, Alemania, Italia y México que se maravillaban de los pavos de monte, aves exóticas, uno que otro tapir y monos que encontraban a su paso, aunque la esperanza era ver al jaguar o alguno de los cinco felinos que habitan en la Reserva de la Biosfera de Calakmul. 

Para llegar a Calakmul, el visitante nacional y extranjero debe pagar 230 pesos que se desglosa de la siguiente manera: 60 para la comisaría de Calakmul, 90 para la Reserva de la Biosfera y 80 para entrar a la zona arqueológica. Los domingos, la entrada es gratis a la zona arqueológica. 

EL JAGUAR, OTRO DE LOS ATRACTIVOS DE CALAKMUL 

Los fotógrafos y visitantes que recorren parte de las 73 mil hectáreas de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, título que le otorgó la UNESCO en 1989, sólo anhelan ver al felino más grande de América: el jaguar (Pantera onca)», asegura el director del sitio José Adalberto Zúñiga Morales. 

«Gracias a un sistema de monitoreo permanente con cámaras trampa, que nos permite registrar a las madres y sus crías, nos garantiza que la reproducción del jaguar va bien, en la reserva tenemos de 800 a mil ejemplares», precisa. 

El sistema de monitoreo permanente y un estudio que se realiza cada 10 años, «nos brinda información sobre el jaguar y otras especies que están en peligro de extinción, como el tapir (Tapirus bairdii), 

La Reserva, catalogada como la más diversa en América por sus ejemplares exóticos de flora y fauna, «protege y cuida a la población animal que está amenazada en México, pero además, tenemos senderos que permiten conocer una enorme cantidad de aves, plantas medicinales y maderas preciosas». 

Durante las caminatas, los paseantes pueden ver algunos de los vestigios de la antigua ciudad maya de Calakmul que aún no están abiertos al público. 

«Tenemos zonas de observación y están a disposición de los turistas algunas casetas exclusivas para fotografiar, para que el animal no pueda detectar al turista, esos sitios son un atractivo para los fotógrafos amateur y profesionales», asegura. 

Zúñiga Morales considera que ver al jaguar (Pantera onca), ocelote (Leopardus pardalis), tigrillo (Leopardus tigrinis), puma (Puma concolor) y yaguarundí o leoncillo (Puma yagouaroundi) «es cuestión de suerte», ya que muchos paseantes a pie o a bordo de sus vehículos lo han visto. 

En la temporada de marzo a junio, los turistas han visto un jaguar que camina sobre la carretera de 17 a 18:30 horas, «muchos turistas ´lo esperan´ porque saben que pasará por ahí. Ver al jaguar es un atractivo, un sueño para muchos fotógrafos». 

Con satisfacción, Zúñiga Morales comenta que Calakmul es una de las áreas donde la densidad de población del jaguar, el tapir y el Quetzal es mucho muy alta y su población está sana, «no está tan amenazada como en otros sitios». 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?