Cultura

Manzanero siempre estuvo enamorado de la vida

La Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán hoy rendirán homenaje al cantautor, quien cumpliría 87 años este 7 de diciembre de 2021

Por Martha López Huan 

Foto de archivo

Armando Manzanero Canché, un trovador que jamás pensó en convertirse en el compositor romántico más importante del Siglo XX,  hoy cumpliría 87 años de edad, aunque sigue vivo y vigente gracias a sus hermosas canciones que dieron la vuelta al mundo en su propia voz y en la de otros grandes de la música. 

En ese marco, la Secretaría de la Cultura y las Artes que encabeza Loreto Villanueva Trujillo han preparado para este 7 de diciembre, a las 20 horas, un homenaje musical en el Teatro José Peón Contreras, el máximo recinto cultural de la Península de Yucatán.  

Un grupo de artistas, dirigidos por el poeta Luis Pérez Sabido desgranaran las letras y acordes de los temas más emblemáticos de Manzanero que lo convirtieron en el más universal de los yucatecos. 

Hoy, 7 de diciembre de 2021, lo recordamos con una entrevistada realizada en el marco de su cumpleaños 79, cuando reveló con emoción que esos años «están bien vividos y no me hace falta nada. Sigo enamorado de la vida. En esta Tierra viví bonito, en el mundo entero me la pasé hermoso». 

–Aunque suene ostentoso y presumido, creo que no me hace falta nada –señala y de pronto piensa un segundo y responde: «bueno, lo único que no me gusta son mi 1.54 de estatura. Eso jamás me gustó», y suelta tremenda carcajada. Siempre bromea sobre su estatura. 

En entrevista en el marco de sus 79 años de vida -nació el 7 de diciembre de 1934-, dijo que tuvo tiempo para todo, contrario a su canción «Nos hizo falta tiempo»: de caminar bajo la lluvia, de bailar boleros, de andar en una playa, dibujar antojos, descifrar que hay en los ojos de sus amadas, que tuvo mucho tiempo por vivir… «y muy bonito». 

Siempre desarma con su sencillez, con sus buenos modales y enamora, casi sin desear, con la letra de sus canciones: «Imagínese, es lo único que tengo para conquistar a un mujerón de este tamaño», dice y levanta las manos hacia el cielo, en alusión a que la mayoría de sus cinco esposas son mucho más altas que él. 

–La próxima vez que me case será la última y será un evento muy bonito –añade y vuelve a soltar la carcajada. 

Y es que el maestro Manzanero confiesa que vive y muere por amor, «siempre ha sido así, porque en este mundo no hay nada más hermoso que el amor. El amor, el romanticismo jamás pasará de moda, vengan las modas musicales que vengan». 

Esa pasión que imprime al hablar, esa emoción que brota desde el fondo de su alma, es la misma con la nutre sus letras y hacen surgir frases tan célebres como: «Adoro la forma en que sonríes, adoro el brillo de tus ojos; Contigo aprendí, que tu presencia no la cambio por ninguna. Mía, porque jamás dejarás de nombrarme y cuando duermas jamás dejarás de soñarme; Voy a apagar la luz para pensar en ti y No sé tú, pero yo te he comenzado a extrañar… 

–¿De dónde surgen esas letras, la música, quienes son las musas? –preguntamos. 

–Todo surge del amor, porque todos de algún modo nos enamoramos de la vida, de la pareja, de lo que hacemos y hasta de lo que no –precisa y viene a la mente aquella canción de «La mujer que me ama», y amo yo, mantiene el dulce el encanto que hay en el amor, lo mismo se me enoja que me da una flor; curó mis cicatrices, me llena de matices, la mujer que me ama tanto como yo… 

Sin embargo, en muchas de sus letras también hay pasión, como «Antes de… después de», cuando revela: «siento fiebre en el cuerpo, me tiemblan las manos, me muero de amor; se dilatan mis venas, me hierve la sangre.  Después de… te acomodo en mis brazos bebiéndome el fuego de tu respirar…» 

–Ya estamos en diciembre y en este mes casi siempre hay frío –sonríe con picardía el arreglista, pianista y compositor, «porque lo cantante me surgió por casualidad». La picardía es alusiva a que en uno de sus temas señala: «Hoy que hace frío, más te anhelo. Y mis cobijas saben frías…» 

ORGULLOSO DE SUS RAICES MAYAS 

El autor de más de 600 canciones, de las cuales 70 son íconos del romanticismo y aunque se grabaron hace más de 50 años siguen vigentes, asegura que Manzanero es producto de la cultura que hay en Yucatán. 

–Imagínese, cuando escucho los ritmos de la jarana (el baile típico de Yucatán) me hormiguean los pies –precisa y añade que baila jarana desde los 7 años de edad, cuando junto con su hermana su padre don Santiago (uno de los músicos fundadores de la Orquesta Típica Yucalpetén y autor de Flor de Azahar) los llevaban a las vaquerías. 

Siempre agradecido con Dios y enviando bendiciones, el compositor reitera que se siente orgulloso de sus raíces mayas, orgulloso de pertenecer a una cultura que sigue maravillando al mundo, «con sus matemáticas, con su poesía, con su música, con danza, con su jarana, con sus letras; con todo ese universo de arte que tenemos en Yucatán». 

UNA ENTREVISTA INOLVIDABLE 

 La sencillez del maestro Manzanero siempre lo hace olvidar que es un famoso compositor, cuya obra ha sido interpretada desde Elvis Presley, Frank Sinatra, Perry Como, Chavela Vargas,  hasta los más famosos de este siglo, como Luis Miguel, Filippa Giordano, Tania Libertad, Guadalupe Pineda, Eugenia León, Miguel Bosé, Alejandra Sanz, Benny Ibarra, Carlos Rivera y Juan Pablo Manzanero, pues hace a un lado los formalismos cuando pide que lo llamen Armando, «no me gusta que me digan Maestro». 

Sin embargo, al comenzar la entrevista iniciamos con Maestro… 

–¿Qué cambios ha notado en la forma en que los amantes declaran su amor o conquistan a una dama, desde que usted empezó su carrera como autor de música romántica a la fecha? –preguntamos. 

-En todas las épocas hay variaciones. Mire usted, no se puede pretender que exista un mismo poema o un modo de expresión igual que hace 40 años, porque ahora los chavitos viven con su computadora y tienen acceso a mucha información. Con el internet y la televisión se enteran de las guerras, del lanzamiento de armas químicas contra países del Medio Oriente y con tantas cosas no pueden mantener su alma fresca, tan romántica como antes. Sin embargo, como el amor es un sentimiento que  nunca cambia, al final todos recurren a la canción romántica –responde, pero el matiz de la tristeza se advierte «porque los adolescentes no tienen el alma tan romántica, tan fresca, tan linda.. como antaño». 

–Ahora prácticamente ya no hay tríos, como los famosos Panchos. Ya no hay serenatas, hay menos compositores de música romántica, ¿eso significa que ha ido desapareciendo la música romántica ante el paso de nuevos géneros musicales?


 

–No hay tríos y es una pena, pero además, cómo  se puede llevar serenata en una calle ruidosa donde pasan tráilers y tantos coches. Ya nada es como antes. Ya no hay ventanas para llevar serenatas, sólo condominios y departamentos. Creo que es necesario crear en Yucatán una Escuela de Tríos para conservar la raíz de nuestra canción yucateca. Es un deber y se lo merece nuestro Estado para enarbolarnos con los turistas. 

–¿Qué le parece a un autor como Manzanero que en cada canción elogia a la mujer, que haya géneros musicales como el reggetón en el que a la mujer se le expone como objeto de uso sexual?

 

–Yo no puedo ser tan drástico, mejor –como dicen al que están juzgando- me apego al expediente y no contesto esa pregunta que es muy fuerte. Mejor dejamos esa pregunta por la paz –señala y sorprende, aunque su respuesta es comprensible, porque, ante todo, también es el presidente de la Asociación de Autores y Compositores de México y debe respetar la obra de los nuevos «poetas». 

–Armando Manzanero considera que ya logró su mejor obra o ¿debemos esperar ese tema? 

–Mire usted, el Canal 2 de Televisa está trasmitiendo «Quiero amarte», mi tema más reciente. Creo que seguiré componiendo hasta que sigan las telenovelas. Y le voy a confesar algo: no me voy del escenario. Nunca dejaré una canción a medias. No señor, no me iré. No tengo permitido la jubilación. No me retiraré nunca y seguiré componiendo cada día de mi vida. 

Para TV Azteca, el maestro compuso el tema «Dime» de la telenovela «Mirada de mujer», que fue un éxito, tanto musicalmente, como por el contenido y el arte dramático de los protagonistas Angélica Aragón y Ari Telch. 

Su canción «Entre la espada y la pared» del teledrama que protagonizó Cristian Bach en esa misma empresa, también logró buen raiting. 

–Maestro, ¿ha llorado por una mujer?
Sin dudar contesta que sí, «es lo más sublime que un hombre puede hacer por una mujer». 

–A un hombre que ha dedicado su vida a la composición romántica, ¿qué le enamora de una mujer? 

–Todo, no hay mujer fea. La mujer es el ser más exquisito que puede haber en este mundo, dígame algo de una mujer y le enumeraré la belleza –señala y evoca su canción «Me vuelves loco»; la mujer es tan exquisita que todo de ella me enloquece.

 

–¿Qué le falta lograr a Manzanero como persona? 

–Sonará ostentoso y presumido, pero creo que no me hace falta nada. Incluso, cuando llegue al cielo, si me toca ir allá, y me diga Dios: «pasa a ver si te gusta» le diré que en la Tierra viví tan bonito. Le diré que en el mundo entero me la pasé hermoso, que disfruté mi casa, mi familia, que viví feliz y no me hizo falta nada. 

–En solo una palabra, ¿cómo se autodefine Armando Manzanero? 

–Como una persona común, bien vivida, bien criada, bien en todo. Muy feliz. Lo único que nunca me gustó es mi 1.54 centímetros de altura. Jamás me gustó lo que mido. 

¿Cómo festeja su cumpleaños? 

–Como siempre: trabajando. Yo soy un tipo tan raro como un perro verde, porque no me gusta festejar mi cumpleaños, Navidad, Año Nuevo ni nada de esas cosas. El 7 de diciembre de 2013 estaré trabajando en el auditorio Roberto Cantoral. 

–El secreto de su vida ¿es el trabajo constante? 

–Sí, constante –dice y se despide con un «Dios me la bendiga» y una promesa: La próxima entrevista será, como dice su canción, en un parque… en una banca, los dos sentados y que todo esté a la vista… 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?