ActualidadMundoPenínsula

Desaparecidas de Cancún: en el silencio, un grito que nunca calla

Morir por ser mujer: la violencia y saña usada en cada victima hace estremecer y eso diferencia de las muertes diarias de los hombres

Nota y fotos por Karen Capetillo Olán

Especial para YA´AXCHÉ

Mujeres desaparecidas, el gobierno cruzado de brazos, el alzar la voz es sinónimo de condena a muerte, en el paradisiaco Cancún, donde las autoridades no te protegen, ellas te agreden.

En julio de 2017, la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró la Alerta de Violencia de Género (AVG) en los municipios de Benito Juárez (Cancún), Cozumel y Solidaridad, en Quintana Roo, lo que obliga al gobernador en turno —en este caso Carlos Joaquín González— a implementar mecanismos de protección para las mujeres. Para 2018 las víctimas se duplicaron y en 2019 se alcanzó una cifra récord: 18 mujeres asesinadas en el «paraíso» del Caribe.

Según las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Quintana Roo cerró el 2020 con 15 feminicidios, y en enero de este año reportó dos casos. La tasa de feminicidios en la entidad es de 1.76 por cada 100 mil habitantes, rebasando la media nacional, que es de 1.44.

De las 68 personas desaparecidas en Quintana Roo, desde que inicio el 2021 a noviembre, diez fueron en los primeros nueve días de marzo; la mayoría son hombres, pero también mujeres menores de edad y extranjeros, esto se sabe por la información que otorgó la alerta Amber de Quintana Roo y la Fiscalía General del Estado.

 Si bien se abrieron carpetas de investigación, nadie aseguró que estos fueron localizados o siguen desaparecidos…, todo quedó en un mero trámite, que es reflejo de una triste realidad que se vive en el paradisiaco Cancún, que cada año recibe a miles de turistas de ambos sexos, quienes también se encuentran en riesgo; pero se asegura que se está haciendo una mejora en los protocolos de la policía.

Incluso a principios de diciembre llegó un batallón de Guardia Nacional al paraíso, un paraíso que con los años se ha ido transformando en zona de guerra y donde se sufre y normaliza la violencia e inseguridad, como algo nuestro de cada día

Esta confirmado que en México mueren más hombre por la violencia, pero muchos ponen en tela de juicio ese dato y los movimientos feministas salen a marchar y pedir justicia por las mujeres desaparecidas. La razón es vista en las noticias: la forma en la que desaparecen las mujeres, sin importar la edad, la violencia usada en cada victima hace que se estremezcan las olas moradas, y eso diferencia de las muertes diarias de los hombres, la violencia contra la mujer siempre ha estado presente, pero con el tiempo se visibilizó más por la forma como son encontradas, esto es a lo que se le llama también violencia de género. Es morir, por ser mujer.

Durante el año 2021, en Cancún las desapariciones de mujeres, al corte del 28 de julio, se contabilizaron 435 fichas de personas desaparecidas de las cuales 169 estaban activas y 266 localizadas, además, del total de casos, 217 fueron fichas de mujeres desaparecidas; sólo Cancún tiene 182 casos, en segundo lugar, está Solidaridad, con 93.

El 9 de noviembre del 2021, en Cancún se vivió una de las experiencias que dejaría marcada a las personas quienes estuvieron en aquel evento, donde se pedía justicia por las chicas desaparecidas y por “Alexis”, chica víctima de feminicidio, los hechos sucedieron en el Palacio de la ciudad de Cancún, cuando un grupo de mujeres, que venían de hacer protesta frente a la Fiscalía, por el asesinato de “Alexis” y de otras chicas encontradas sin vida, se expresaron justo en el centro de Cancún.

Hombres y mujeres, empezaron a romper las instalaciones del palacio, lo que alarmó a las autoridades, ya que no había un control, y las personas ajenas a la situación estaban observando lo que pasa en ese momento, carteles levantados con imágenes de “Alexis” y de otras chicas desaparecidas.

Se pedía justicia y que los hechos tan desagradables no quedaran impunes. Se mostraba el hartazgo de la misma situación, ya que en Cancún estaba aumentado el caso de feminicidios, y las autoridades siempre tapando ese índice para proteger la imagen frente al turismo que llega a la ciudad.

Esa noche hubo balazos y personas heridas, la policía usó la fuerza, alertando a los manifestantes para salir corriendo, mujeres fueron golpeadas por las autoridades, así como como reportes de oficiales tocando indebidamente a las protestantes, a quienes encerraron dentro de las instalaciones del Palacio, para después llevárselas detenidas.

Como resultado, el director de Seguridad Pública, Alberto Acapella presentó su renuncia, que fue aceptada por el gobernador Carlos Joaquín González. El gobernador la presidenta municipal, Mara Lezama, emitieron un comunicado vía redes sociales, donde mencionaban que ellos reprochaban cualquier acto de violencia contra la libre expresión y que se estarían tomando cartas en el asunto, para dar una respuesta clara y ayudar a todas las víctimas de lo sucedido.

Pero la realidad es cruda. La violencia se ha adueñado del paradisiaco Cancún y por eso, desde noviembre, chicas de los colectivos feministas de Cancún harán plantones cada día 9 de cada mes, para recordar lo sucedido con el lema “Los policías no me cuidan, mis amigas sí”, “No se olvida y no se perdona”.

Las protestas buscan crear conciencia de la crisis que vive Cancún aspectos como, seguridad pública; la desaparición de chicas; violencia generalizada y, sobre todo, la libre expresión. Ya que lo sucedido en Cancún es parte de dos trágicas realidades que tristemente se han vuelto parte de la cotidianidad en nuestro país: el feminicidio y el abuso policial.

ALEXIS, UN AÑO DE OLVIDO

A un año de la muerte de Alexis, “Alexis, escucha, ¡esta es tu lucha!”, coreaban las activistas, que a las cinco de la tarde acudieron a la glorieta “del Albañil” ubicada en el cruce de las avenidas Kabah y José López Portillo. Esta zona fue acordonada con cinta amarilla, y grafiteada tanto en el monumento como en el asfalto, quedando con diversos mensajes alusivos a su causa, así como el nombre de Alexis en letras grandes.

Su tía asistió a la marcha, pero la madre de la joven prefirió ausentarse, debido al dolor que le ocasiona la ausencia de su hija, explicó “el profesor”, como se conoce a Adrián en el Colegio Kukulkán. Asimismo, las jóvenes que fueron a la marcha por el aniversario luctuoso de la víctima hicieron un círculo mientras escuchaban con atención las palabras del profesor, quien expresó el descontento por el olvido del tema por parte de las autoridades y como a lo largo de este año la ausencia de “Alexis”, tanto para familiares como amigos, ha dejo un dolor y un recuerdo de lucha insuperable.

 Y aunque no estuviera presente el movimiento sigue exigiendo justicia por ella y por las demás desaparecidas. Entre consignas, cantos y el sonido de la batucada, Carrillo Loera indicó que la investigación se detuvo luego de que la Fiscalía anunciara la detención de dos personas -el 10 de noviembre- y la ubicación de tres más, bajo sospecha de haber participado en el feminicidio. Los dos detenidos fueron identificados como Alí «L» y Ángel «S», quienes fueron presentados ante un juez y vinculados a proceso como probables autores materiales del feminicidio. Según la versión de la institución, por instrucción de ese par, la pareja de la joven se reunió con ella en un estacionamiento, para luego entregarla a quienes la matarían.

“Durante la investigación la Fiscalía se quedó con la computadora de Alexis y con su celular y los regresaron en mal estado. La familia tampoco ha tenido acceso a la carpeta, ni han sido apoyadas emocional, ni psicológicamente. En términos legales son asistidas por un defensor de oficio, que no mueve gran cosa y tampoco ha habido reparación del daño. Sigue el dolor, sigue la injusticia y no se ha aclarado nada por parte del Estado”, detalló Adrián.

Existen muchas preguntas y algunos datos que pareciera que no tiene coherencia con lo que sale cada vez más a la luz, lo único real es que existe la desaparición y violencia de genero contra la mujer y así como “Alexis”, existen muchos casos en México de abuso policiaco y de desapariciones, a las cuales se les da solución, cerrando el caso y haciendo que el pueblo este en silencio.

La realidad es que los colectivos en Cancún son la voz de las que ya no pueden gritar, pero su nombre seguirá haciendo ruido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?