Península

Dzibilchaltún resplandece con los Pasos de luz   

El  gobernador Mauricio Vila Dosal inaugura el espectáculo audio lumínico que se desgrana en seis pasos gracias al vídeomapping y figuras en 3D  

Por Martha López Huan 

La zona eco arqueológica de Dzibilchaltún, ubicada al norte de Mérida, Yucatán, México, está lista para capturar a más visitantes con la creación de un nuevo museo de sitio y un espectáculo nocturno denominado Pasos de luz de recién estreno. 

«Estamos trabajando en la propuesta de un nuevo museo que exhibirá todo lo encontrado en los últimos 25 años en el sitio para dar valor al trabajo de arqueólogos que participaron en las excavaciones y estudios de investigación», reveló a Federica Sodi Miranda, arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y nueva directora de Dzibilchaltún. 

El objetivo es recuperar las piezas distribuidas en varios museos del país para exhibirlas en lo que fue el Museo del Pueblo Maya, «para que el visitante conozca la historia de Dzibilchaltún, cómo fue regida y el impacto que tuvo en otros lugares de la cultura prehispánica». 

Sodi Miranda anticipó que una de las piezas más valiosas que recuperarán será un hueso de venado finamente tallado con hermosos glifos que revelan datos del rey maya Kalonché Uk´uuw Chan Chaahk o Señor del dominio de los Ka´n en Ho´ que actualmente se encuentra en el Museo Regional de Antropología Palacio Cantón, ubicado en la capital yucateca. 

La arqueóloga mexicana, que forma parte de un grupo de investigadores que realiza el guión científico del Museo de Kabah que se inaugurará en 2023 como atractivo turístico del Proyecto Tren Maya, aseguró que los visitantes se impactarán con todo lo encontrado en Dzibilchaltún. 

«Esta zona eco arqueológica tiene un hilo conductor como ningún otro sitio prehispánico, porque además hay un gobernante, el linaje y un árbol genealógico de dignatarios que supo aprovechar la cercanía con Progreso para lograr el poder político y comercial», precisó. 

Los antiguos habitantes de Ich Kan Sihó, nombre original de Dzibilchaltún que registró una larga secuencia ocupacional del Preclásico Tardío (400 a.C. a 200 d.C.) al Posclásico Tardío (1,200-1521 d.C), «tenían el poder de la región porque trabajaban como ninguno la sal». 

NUEVO ESPECTACULO PARA CAPTAR TURISMO 

Sobre el nuevo espectáculo de luz y sonido denominado Pasos de luz que se estrenó esta noche en la zona eco arqueológica de Dzibilchaltún, Federica Sodi Miranda dijo que pretenden captar el turismo nocturno de Mérida y sus alrededores. 

«Es un espectáculo que impactará y será una buena opción para que los turistas nacionales e internacionales se queden una noche más en la capital yucateca», aseguró. 

La funcionaria no se equivocó, los primeros visitantes que llegaron al evento inaugural, a cargo del gobernador Mauricio Vila Dosal, quedaron impactados ante la belleza nocturnal de Dzibilchaltún, cuyas luces de color rojo dieron un toque imponente y mágico a las estructuras mayas, la Capilla creada por los españoles y el cenote X´Lakah. 

Instalados en el Sac Bé, los visitantes se maravillan cuando las copas de los árboles se convierten en rostros de los habitantes de la antigua Ich Kan Sihó para dar la bienvenida y compartir su legado. 

La magia crece gracias al vídeomapping y nuevas tecnologías en 3D que revelan secretos de Dzibilchaltún, como el rostro del rey maya Kalonché Uk´uuw Chan Chaahk, su forma de vida, el respeto por la Madre Tierra y su sabiduría por el cosmos. 

A lo largo de 55 minutos, los visitantes recorren seis puntos: el Sacbé del Templo de las Siete Muñecas, la Estructura 44, la Estructura 36, la Capilla, el cenote y un templo menor, cada uno revela la forma de vida de los antiguos habitantes, la riqueza de la flora y la fauna. 

«No en balde Dzibilchaltún es un parque natural que cuenta con venados, zorros (una de las especies de carnívoros con mayor plasticidad ecológica apreciados por su piel), infinidad de aves y flora endémica», aseveró la especialista del INAH. 

Caminar de noche por el sitio prehispánico es como un regalo mágico en el que los mascarones de los dioses y dignatarios invitan a cuidar el planeta, es como si los mismos árboles gritarán con el vaivén de sus hojas «estoy vivo, cuídame». 

El vídeomapping de la Capilla brinda un recuento de cómo encontraron los españoles a los mayas que vivían en Dzibilchaltún, «era uno de los sitios prehispánicos más poblados». 

Muestra en 3D a los Frailes Franciscanos en plena oración y la forma en que evangelizaron a los mayas. 

Sodi Miranda le apuesta a Paseos de luz, cuyos potentes reflectores llenan de colores el cenote X´Lakah, mostrando una visión prehispánica y por qué en su interior se hallaron más de 35 mil fragmentos y piezas de vasijas. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?