CulturaPenínsulaUncategorized

Aumenta en Yucatán la población de jaguares y otras especies amenazadas

Toshio Yokoyama, creador del programa Monitoreo Continuo de Biodiversidad, revela que las cámaras trampa instaladas en reservas naturales deja grata sorpresas, como el hallazgo de pecarís de labios grandes en Dzilam de Bravo

Por Martha López Huan

Las cámaras trampas instaladas en las reservas naturales de Yucatán dejan un gran descubrimiento: el aumento de jaguares, una especie en peligro de extinción que para los mayas simboliza poder, fuerza, vida y fertilidad.

«El programa Monitoreo Continuo de Biodiversidad que aplicamos en las Reservas de Dzilam de Bravo, Tabí y la Biocultural del Puuc nos ha dejado gratas sorpresas: encontramos especies tan bonitas y culturalmente importantes, como los jaguares», contó Toshio Yokoyama Cobá, director de Gestión y Conservación de Recursos Naturales de la secretaria de Desarrollo Sostenible de Yucatán.

El biólogo yucateco de origen japonés, reveló que gracias al monitoreo también encontró «especies que hace muchos años no veían: los pecarís de labios grandes que no sabíamos dónde se distribuían».

«Ahora sabemos que sólo está en Dzilam de Bravo, su hallazgo fue muy importante», aseguró.

En mayo pasado, Huawei informó que con Inteligencia Artificial se ayuda a la conservación del jaguar (panthera onca) gracias a un sistema de monitoreo que analiza imágenes y sonidos para identificar a los felinos.

El proyecto Tech4Nature México identificó cinco jaguares (Balam en lengua maya) en la reserva de Dzilam de Bravo.

En total identificaron 119 especies, entre aves (88), mamíferos (22), reptiles (5) y anfibios (4), de las cuales 34 están en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Con el programa Monitoreo Continuo de Biodiversidad, creación del biólogo Yokoyama Cobá, se trabaja en varios ejes en el que aprovecha la tecnología como herramienta.

«La tecnología es clave, pero si no conoces las zonas adecuadas para desplegarla, no haces mucho», aseveró.

Aunque la población de jaguares está creciendo en la entidad, Toshio Yokoyama no cuenta con cifras oficiales, «apenas tenemos dos años con el Programa de Monitoreo y estamos trabajando en la radiografía».

 

AUMENTA LA POBLACION DE FELINOS

Sólo en la Reserva de Dzilam de Bravo descubrieron siete ejemplares en un área de 10 ó 15 kilómetros, número similar se detectó en la Reserva Natural del Puuc, al sur del Estado.

El biólogo destacó el apoyo de la comunidad maya que vive alrededor de las reservas naturales, «la Secretaría de Desarrollo Sostenible de Yucatán los capacita para trabajar con las cámaras trampa y ellos las instalan donde saben que están las especies para monitorearlas y obtener más datos».

Las comunidades indígenas creen que el número de jaguares va aumentando en Yucatán, ya que en los últimos días varios turistas han reportado el avistamiento de los felinos.

Ante esa situación, Yokoyama pide no matarlos, «cazarlos está penado por Ley y no hay necesidad».

«Si el jaguar mata al ganado, se hace un peritaje de manera inmediata y se le retribuye el daño al productor», aseguró.

En México, según datos de Huawei, la población del jaguar aumentó de 4,025 en 2010 a 4,766 en 2018, cifras que indican que las estrategias de conservación sí funcionan.

De hecho, Jesús Bobadilla, responsable de la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) San Manuel que se encuentra dentro de la reserva de la biosfera de Ría Lagartos, confirmó que la población de jaguares sí está creciendo en Yucatán: en ese sitio encontraron 14 ejemplares.

Descubrimiento de pieza clave

MAS JAGUARES EN LA UMA SAN MANUEL

La UMA San Manuel está en un área natural protegida de más de 60,300 hectáreas que incluye los puertos de El Cuyo, Las Coloradas, Río Lagartos y San Felipe.

«Son 74 kilómetros de costa y la UMA San Manuel es una propiedad privada que está en el poligonal de la reserva que está en los límites con Quintana Roo, donde se conserva y monitorea el jaguar», explicó.

En el sitio hay manglar, selva mediana, selva baja inundada y sabana, «cuatro hábitats de las 10 que hay en la biosfera de Ría Lagartos».

«Se identificaron 14 jaguares por las marcas de campo que tienen en su cuerpo, que son únicas», aseguró.

Bobadilla aseguró que la población de felinos en peligro de extinción está creciendo en Yucatán, «hemos visto jaguares, ocelotes, pumas, tigrillos y yaguarundis, así como pavos, jabalís, venados y otras especies».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?