Libre ExpresiónPenínsula

«La 500» no existió, la llamaban así por envidia

Por Manuel Perera
Fotos Archivo

La historia verdadera fuera de los mitos y leyendas urbanas injustas. Se basa en la mala etiqueta que la alta sociedad yucateca impuso a esta mujer.

Si bien, Yucatán continúa siendo un estado arraigado en sus costumbres pero también de doble moral. La sociedad no es la excepción.

Una mujer joven, guapa, inteligente y ambiciosa. Una persona que para su época, tenía ideas distintas y su belleza era imán de hombres adinerados que intentaban cortejarla y apantallarla con sus fortunas.

Pero doña Miriam, ya era de una familia adinerada. De hecho su mansión en la calle 62 x Avenida Cupúles y avenida Colón. Una casa de piedra que parece un castillo medieval. Fue la casa donde ella pasó su infancia y su vida de soltera con su familia. Echeverría Boldo (Son sus apellidos)

Su pecado fue enamorarse de un señor adinerado (Casado) Con quien mantuvo una relación de muchísimos años. Cuando este hombre enviudó, se casó con doña Miriam y su matrimonio sólo duró unos pocos años.

Como parte del arreglo de divorcio el le financió la construcción de la casa (A su gusto) Ella desde siempre ha sido admiradora de la cultura y arquitectura china. Razón por la cual prefirió se le construyese una casa al estilo chino.

La sociedad, la tachó y la marginó. Pues su casa, llamativa desde luego, fue un foco para la sociedad burlona y doble moral que la tachó de haberse vendido.

Envidias y celos de otras señoras «Pedorras» de sociedad que sentían gran coraje al ver a sus maridos admirando la belleza de doña Miriam y sobre todo su extravagancia. Fue lo que incrementó la proliferación de esta leyenda urbana titulada «La 500» «La quinientos» En forma despectiva. Insinuando que vendía su cuerpo por la cantidad de 500 pesos de aquel entonces. (Cosa que jamás fue así.) Ella ha vivido una vida difícil, a pesar de la época en la que se le consideraba «adinerada»

Otro ejemplo más de que el dinero no lo es todo, sin embargo, ella ha sabido respetar la opinión de la sociedad y tratar de hacer caso omiso a sus burlas y ataques.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?