PenínsulaViaje

Al fin reabrirán Dzibilchaltún: INAH pagará el 17 de junio $30 millones  

Autoridades y habitantes de Chablekal participarán en una asamblea como establece la Ley Agraria para indemnizar a los ejidatarios 

Por Martha López Huan 

Miles de turistas de México y el mundo al fin podrán acceder a la zona eco arqueológica de Dzibilchaltún: el 17 de junio próximo se reunirán ejidatarios de Chablekal con autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para poner fin al conflicto que trae en jaque a los visitantes.

«El próximo 17 de junio se indemnizará a los ejidatarios, se destinarán 30 millones de pesos», informó el encargado del Centro INAH Yucatán, José Arturo Chab Cárdenas.

El conflicto entre ejidatarios de Chablekal, que acusan al ex comisario Manuel Abán Can y al sucesor Víctor Cauich Romero de malos manejos y acuerdos en lo obscurito con el INAH, ocasionó una división.

Un grupo tomó en febrero pasado las puertas de la zona arqueológica ubicada al norte de Mérida, ocasionando pérdidas económicas al impedir el paso de turistas locales, nacionales y extranjeros.

En entrevista exclusiva, Chab Cárdenas dijo que el conflicto pronto llegará a su fin y dio detalles del expediente expropiatorio que desde hace dos años integra el INAH, en el que uno de los objetivos es adquirir el núcleo central del sitito arqueológico.

«Es una deuda histórica que el gobierno ha tenido con los ejidatarios, sabemos que en todas las comunidades hay grupos a favor y otros en contra», agregó.

Para Chab Cárdenas, «afortunadamente, tenemos el apoyo general de la mayoría de los ejidatarios y el director general del INAH (Diego Prieto Hernández) firmó un acuerdo para realizar la indemnización a favor del ejido, el 17 de junio próximo».

«Aquí lo importante es que ya tenemos la fecha de pago para la comunidad a fin de continuar los trámites administrativos», precisó el recién nombrado encargado del Centro INAH Yucatán.

En el caso de los grupos que no es tan a favor, Chab Cárdenas explicó que tendrán un acercamiento con todas las partes involucradas para que la asamblea sea fructífera para la conservación y salvaguarda del patrimonio cultural y arqueológico.

La indemnización asciende a 30 millones de pesos y se entregará en una asamblea, «como establece la Ley Agraria, a través del ejido», aunque se sabe que hubo una depuración en el ejido «como parte de las estrategias del comisario actual».

El funcionario confirmó que no se trata de la compra del sitio, «es un proceso expropiatorio porque las tierras cuentan con monumentos arqueológicos que forman parte de la zona arqueológica de Dzibilchaltún y del parque nacional del mismo nombre».

Reiteró que se trata de un procedimiento expropiatorio en el que la Federación recupera el dominio pleno de la tierra mediante una indemnización.

–¿Qué pasará con ese grupo de ejidatarios que desde hace más de dos meses han tomado la entrada de la zona arqueológica de Dzibilchaltún?

–Nosotros somos respetuosos de cualquier manifestación de la comunidad y esperamos que pronto puedan encontrar una solución al respecto, ya que como INAH no nos corresponde formar parte de la asamblea, sino dar la certeza que escucharemos a todos –indicó.

La medida será favorable para los turistas, quienes tendrán acceso al enorme Sacbé, el Museo de sitio, el Templo de las Siete Muñecas, Capilla y Cenote Xlach, entre otros vestigios que hay en Dzibilchaltún.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido Yá ax ché
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?